lunes, 31 de enero de 2005

¿Cuánto va a durar el invierno?

El dos de Febrero (40 días después del día de Navidad), se celebra una tradición norteamericana, en la pequeña ciudad de Punxsutawney, en Pennsylvania. Aunque se haya intentado asociar esta fiesta a la celebración cristiana de la Candelaria, hay que decir que es más antigua que esto.

El día 2 de febrero es el ecuador del invierno. Como tal, ha sido celebrado por muchos pueblos de la antigüedad en el transcurso de la historia. Conocida por los celtas como el festival de Imbolc, simboliza la esperanza de la llegada de días más largos y, por tanto, de temperaturas más cálidas. En esta fecha se solían poner candelas (de ahí lo de "Candelaria") o velas para "animar" al sol a crecer. Para nuestros ancestros no debía ser muy divertido pasar todo el invierno en cavernas debido al frío y a la nieve, ¿verdad? La primavera solía traer más relaciones sociales y esto la hacía un tiempo muy deseado y celebrado, por ello era muy importante predecir el tiempo que haría en las siguientes semanas y así ver si la primavera llegaría ese año más o menos pronto. Así se inventó la tradición de la marmota, celebrada el mencionado 2 de febrero: se utilizaba un pequeño roedor, normalmente una marmota, y se exponía a los rayos solares al amanecer. Si la marmota veía su sombra (es decir, si hacía sol), significaba que el buen tiempo tardaría 6 semanas más en llegar (esto es, hasta el equinoccio de primavera -el día 20 de marzo). Si, por el contrario, estaba nublado y la marmota no tenía sombra significaba que el buen tiempo estaba prácticamente encima -con la consiguiente fiesta por parte de la tribu en cuestión. Con los siglos, esta tradición ha llegado a nosotros de la mano de la cultura anglosajona, heredada a su vez de los celtas, que mantienen el ritual de una forma carente de significado (todo hay que decirlo).

El hecho de que, desde 1887, la marmota, toda una institución americana, haya acertado sólo en el 39% de los casos no quita para que miles de personas vayan a verla. Los más serios consultan el Almanaque del Agricultor, que predice el tiempo -ahora, con edición en internet- desde hace 188 años y que asegura tener un 80% de éxitos. Por cierto, el Almanaque predijo que éste iba a ser "un invierno de extremos".

Tomado de No solo Rol